Historia de Finlandia

Breve historia de Finlandia

bandera de finlandia

Si estás interesado en conocer un poco mejor la historia de Finlandia, estás en el lugar idóneo.

Antigua Finlandia

Los primeros humanos llegaron a Finlandia alrededor del año 7.000 a.C. después del final de la última era glacial. Los primeros finlandeses eran cazadores y recolectores de la edad de piedra. Durante miles de años, sucesivas oleadas de personas fueron emigrando a Finlandia. A partir del año 2.500 a.C, la población de Finlandia empezó a vivir de la agricultura. Alrededor del 1500 a.C. aprendieron a fabricar herramientas y armas de bronce. Alrededor del año 500 a.C. en las tierras finlandesas aprendieron a usar el hierro. Los habitantes de estas tierras tenían poco o ningún contacto con las civilizaciones clásicas de Grecia y Roma.

Edad Media

La historia registrada de Finlandia comienza en el siglo XII. Hacia 1120, los misioneros cristianos dirigieron su mirada hacia ahí. Estaban dispuestos a usar la fuerza para convertir a toda Finlandia. El rey sueco Erico dirigió una cruzada en 1157. Un inglés, el obispo Enrique de Upsala, le ayudó. Enrique se quedó después de que los soldados suecos se fueran y fue martirizado. Más tarde, se convirtió en el santo patrón de Finlandia. En 1172, el Papa dijo que los finlandeses se convertirían y renunciarían a su fe tan pronto como sus enemigos se hubieran ido. Aconsejó a los suecos que sometieran a los finlandeses mediante la ocupación permanente de fortalezas en Finlandia.

Sin embargo, los suecos tuvieron rivales en territorio finés. Los daneses invadieron Finlandia dos veces, en 1191 y en 1202. Además, los novgorodianos (parte de Rusia hoy) esperaban controlar Finlandia y convertir a la gente a la Iglesia Ortodoxa Oriental. Lucharon contra los suecos en el río Nevá en 1240 y consiguieron una victoria decisiva. Sin embargo, los suecos regresaron en 1249. Birger Jarl dirigió esta segunda cruzada. Consiguió conquistar Häme y construyó un castillo en Hämeenlinna.

Sin embargo, los suecos estaban ansiosos por conquistar Karelia. En 1293, enviaron una expedición bajo el mando del mariscal Torgils Knutsson. Al principio tuvieron éxito, pero en 1381 los novgorodianos contraatacaron. Ambas partes hicieron la paz en 1323. Karelia permaneció en manos de los novgorodianos.

Mientras tanto, los suecos emigraron en gran número a Finlandia y, después de 1323, Finlandia se convirtió en una provincia de Suecia. La ley sueca entró en vigor en Finlandia (aunque fue suavizada por la costumbre finlandesa). En 1362, los suecos permitieron a los finlandeses participar en la elección del rey sueco. Luego, en 1397, Finlandia, Noruega y Suecia se agruparon en la Unión de Kalmar, que duraría hasta 1523.

1500-1800

La Reforma protestante en Finlandia fue dirigida por Mikael Agricola que se convirtió en obispo de Turku en 1554. Cuando murió en 1557, Finlandia era firmemente luterana. En 1581, Finlandia se convirtió en Gran Ducado. Helsinki fue fundada en 1550.

En los años 1596-97 los campesinos finlandeses se rebelaron en la Guerra de los Garrotes (llamada así porque los campesinos estaban armados con palos, garrotes y mazas). Los nobles reprimieron despiadadamente la rebelión. Después, la situación de los campesinos no mejoró, pero Finlandia se convirtió en parte integrante de Suecia.

El final del siglo XVII y el comienzo del XVIII fueron años de penurias para los finlandeses. En 1695-97 hubo una grave hambruna. La malnutrición y las enfermedades redujeron la población de Finlandia en aproximadamente un tercio (150.000 muertes).

Luego vino la Gran Guerra del Norte de 1709-21. En 1713 los rusos invadieron Finlandia y marcharon a través de ella y el ejército sueco-finlandés fue derrotado. La ocupación rusa de 1713 a 1721 es conocida como la Gran Ira. Los finlandeses ricos huyeron a Suecia, pero los campesinos no pudieron escapar. El rey Carlos XII ordenó a los finlandeses iniciar una guerra de guerrillas contra los rusos, que naturalmente condujo a represalias. En 1721 se hizo la paz, pero Carlos XII tuvo que entregar la parte sudoriental de Finlandia a Rusia.

A todo esto, en 1710 la peste llegó a Helsinki y devastó a la población.

En 1741 estalló de nuevo la guerra entre Suecia-Finlandia y Rusia. Los suecos fueron derrotados en Lappeenranta. El ejército ruso ocupó toda Finlandia, pero el Tratado de Åbo (o de Turku), que puso fin a la guerra en 1743, dejó el statu quo sin cambios, excepto que Rusia se llevó una pequeña parte de Finlandia.

La guerra estalló de nuevo con Rusia en 1788. Magnus Sprengtporten lideró un movimiento separatista. Sin embargo, atrajo a pocos seguidores y la guerra terminó en 1790.

Siglo XIX

Finlandia se separó finalmente de Suecia en 1809. Los rusos invadieron Finlandia el 21 de febrero de 1808. Los rusos capturaron la fortaleza de Suomenlinna (Sveaborg) en mayo, pero el ejército sueco-finlandés obtuvo una victoria en Lapua (Lappo) en julio. Sin embargo, en septiembre de 1808, los rusos obtuvieron una victoria decisiva en Oravais. Las tropas suecas abandonaron Finlandia y dejaron a su suerte a los finlandeses con el Zar. Durante el siglo XVIII, Suecia estaba decayendo y Rusia se estaba volviendo cada vez más poderosa, por lo que los finlandeses se inclinaron ante lo inevitable.

En marzo de 1809, la Dieta de Porvoo (una forma de parlamento) aceptó al Zar Alejandro como su gobernante. Estuvo de acuerdo en que Finlandia se convirtiese en Gran Ducado en lugar de formar parte de Rusia y prometió respetar las leyes finlandesas. En 1812 el Zar trasladó la capital de Finlandia de Turku a Helsinki.

Poco más cambió en Finlandia a principios del siglo XIX. Ya en la segunda mitad, en 1856, se construyó el canal de Saimaa. Permitió a los finlandeses exportar madera de sus grandes bosques a Europa occidental con mayor facilidad.

A finales del siglo XIX, el nacionalismo finlandés comenzó a crecer. Ya en 1835 Elias Lönnrot publicó una colección de poemas populares finlandeses llamada Kalevala. Después de 1850, el interés por la lengua y la cultura finlandesas se hizo más fuerte. En 1858 se abrió la primera escuela secundaria de lengua finesa. En 1889, la mitad de las escuelas secundarias de Finlandia sólo hablaban finés.

Sin embargo, a finales del siglo XIX, el zar Nicolás II intentó reprimir el nacionalismo finlandés. En 1899 emitió un manifiesto, que decía que el Zar tenía el poder de emitir leyes para Finlandia, sin el consentimiento de la Dieta de Finlandia si esas leyes afectaban los intereses rusos.

Siglo XX

En 1902, el finés se convirtió en el idioma oficial junto con el sueco y en 1905 el Zar retiró el manifiesto de 1899. En 1907, se eligió una nueva asamblea para reemplazar la antigua Dieta, el Parlamento de Finlandia.

A partir de 1906, también se permitió votar a las mujeres finlandesas. Finlandia fue el primer país europeo y el tercero del mundo, después de Nueva Zelanda y Australia, en permitir que las mujeres votaran en las elecciones nacionales. Además, en 1907, las mujeres finlandesas se convirtieron en las primeras del mundo en ganar escaños en un parlamento nacional.

Sin embargo, en 1910 el Zar de nuevo restringió severamente el poder de la legislatura finlandesa. Declaró que tendría la facultad de aprobar leyes para Finlandia si los efectos no se limitaban a asuntos internos de esta región.

Pero el reinado del Zar terminó pronto. Abdicó en marzo de 1917. En julio de 1917 el Parlamento de Finlandia declaró que tenía autoridad en todos los asuntos excepto en política exterior. El 6 de diciembre de 1917, el Parlamento declaró a Finlandia una república independiente.

Mientras tanto, en octubre de 1917 se eligió un gobierno conservador en Finlandia. La extrema izquierda decidió intentar tomar el poder por la fuerza, desenlazando en una Guerra Civil Finlandesa. La Guardia Roja tomó Helsinki y otras ciudades. El general Gustaf Mannerheim lideró a la Guardia Blanca. En abril de 1918 capturaron Tampere. Mientras tanto, los alemanes intervinieron a favor de los blancos. Las tropas alemanas capturaron Helsinki. A mediados de mayo la rebelión había sido vencida. Posteriormente se ejecutaron 8.000 rojos. Otros 12.000 murieron en campos de prisioneros.

En octubre de 1918, el príncipe alemán Federico Carlos de Hesse-Kassel fue nombrado rey de Finlandia. Sin embargo, su reinado fue extremadamente corto. Después de que Alemania firmara el armisticio el 11 de noviembre de 1918, Mannerheim se convirtió en regente. Poco después, en 1919, Finlandia obtuvo una nueva constitución. En julio de 1919, el primer presidente de Finlandia, Kaarlo Juho Ståhlberg, sustituyó a Mannerheim. Finlandia finalizaba su proceso de convertirse en una república.

Tras la independencia de Finlandia se reformó la agricultura. En los años 1918-1992 muchos arrendatarios lograron convertirse en pequeños propietarios.

En 1929, los comunistas se manifestaron en Lapua. Como resultado, los derechistas formaron un movimiento anticomunista de extrema derecha llamado el Movimiento Lapua. En febrero de 1932 el Movimiento Lapua intentó tomar el poder en Mäntsälä. El Presidente Stahlberg derrotó la rebelión, pero los rebeldes fueron tratados con indulgencia.

Finlandia se involucró en la Segunda Guerra Mundial. En 1939, Stalin temía un ataque desde el oeste. Quería tomar territorio de Finlandia para proteger su flanco norte. Así pues, Stalin se ofreció a dar a Finlandia otro territorio a cambio, pero el gobierno finlandés se negó, así que Stalin decidió usar la fuerza.

La Guerra de Invierno comenzó el 30 de noviembre de 1939, cuatro días más tarde del Incidente de Mainila. Los finlandeses fueron superados en número, pero lucharon con valentía. Los rusos invadieron el norte del lago Ládoga, pero fueron derrotados en Tolvajärvi y Suomussalmi. Mientras tanto, a lo largo del istmo de Carelia, Finlandia estaba protegida por la línea de Mannerheim, una red de fuertes y búnkeres y trincheras de hormigón. Los rusos intentaron abrirse paso, pero los finlandeses los detuvieron durante varias semanas.

Sin embargo, el 14 de febrero de 1940, los rusos penetraron en la línea de Mannerheim y Finlandia se vio obligada a firmar la paz. La guerra terminó con el Tratado de Paz de Moscú el 12 de marzo de 1940. Posteriormente, Finlandia se vio obligada a rendirse al sureste, incluyendo la ciudad de Viipuri (Víborg) y más territorio al norte del lago Ladoga. Unos 22.000 finlandeses murieron en la Guerra de Invierno.

En junio de 1941, Finlandia se unió a la Alemania Nazi para atacar a Rusia. Los finlandeses lo llamaron la Guerra de Continuación. Los finlandeses rápidamente recapturaron su territorio. Sin embargo, en diciembre de 1941 Gran Bretaña declaró la guerra a Finlandia y después de la derrota alemana en Stalingrado en 1943, los finlandeses se dieron cuenta de que debían abandonar la guerra.

Las negociaciones comenzaron en marzo de 1944, pero Finlandia rechazó las demandas rusas. Sin embargo, la derrota era inevitable y Finlandia hizo un alto el fuego con Rusia el 5 de septiembre de 1944.

Después de la guerra, Finlandia se vio obligada a entregar grandes cantidades de territorio a Rusia. Los finlandeses también tuvieron que pagar reparaciones. La Guerra de Continuación costó 85.000 vidas finlandesas. En 1947, se firmó el tratado de paz definitivo con Rusia.

Con el colapso de la Unión Soviética en 1991, el tratado de 1947 fue reemplazado por un nuevo tratado en 1992 en el que ambas partes acordaron resolver sus diferencias de manera amistosa.

Había unos 450.000 refugiados en el territorio tomado por los rusos, lo que aumentaba la presión sobre la economía de Finlandia. Sin embargo, Finlandia se recuperó lentamente de la guerra. A principios de la década de 1970, la economía finlandesa estaba en auge. Sin embargo, a finales de la década de 1970 disminuyó. A mediados y finales de los años ochenta, Finlandia disfrutó de un rápido crecimiento económico, pero terminó con una recesión a principios de los noventa. Había desempleo masivo. Sin embargo, a finales de siglo Finlandia se recuperó.

Antes de la Segunda Guerra Mundial, la principal ocupación de Finlandia era la agricultura. Desde 1945, las industrias metalúrgica, de ingeniería y electrónica han crecido, pero Finlandia está aún menos industrializada que los demás países escandinavos. El principal recurso de Finlandia es la madera.

En 1995, Finlandia ingresó en la UE y en 1999 se incorporó al euro.

Siglo XXI

En el año 2000, Tarja Halonen fue elegida la primera mujer Presidenta de Finlandia. Ese mismo año Helsinki celebró su 450 aniversario. En la actualidad, es un país próspero. Cuenta con una población de 5,5 millones de habitantes.

Contenido relacionado